Que es la internación médica domiciliaria y quién puede acceder a ella?

que es la internación médica domiciliaria y quien puede acceder a ella

Antes el servicio de internación médica domiciliaria era exclusivo de personas privilegiadas. que tenían el dinero.

Con el avance de la ley en la búsqueda del respeto al derecho a una vida digna, éste se ha constituido en una conquista para el ciudadano común. No obstante, las obras sociales y prepagas no informan sobre la posibilidad de acceder a la internación médica domiciliaria.

El desconocimiento impide que muchas personas mejoren con sus tratamientos en casa o tengan una mejor calidad de vida al evitar desplazamientos innecesarios tanto para ellas como para sus familiares. En algunos casos, poniéndolas en riesgo.

¿Qué es la internación domiciliaria?

Es una modalidad de asistencia de salud en domicilio para adultos y niños que lo requieran, debido a condiciones de discapacidad o la pertinencia de su tratamiento en casa. Esta prestación está limitada al concepto médico acerca del mejoramiento del paciente.

La prestación está incluida en el PMO (Programa Médico Obligatorio) con un piso de cobertura para quien lo requiera.

Existen entidades congregadas en la Cámara Argentina de Empresas de Internación Domiciliaria (CADEID) quienes cumplen los requisitos exigidos por el Estado para su operación y que prestan sus servicios a obras sociales y prepagas.

¿Qué modalidades de Internación existen?

Las modalidades de atención domiciliaria incluye entre otras las siguientes prestaciones:

  • Atención domiciliaria de adultos y niños.
  • Cuidados paliativos.
  • Soporte nutricional.
  • Rehabilitación física y sensorial, entre otras.
  • Laboratorio, estudios y procedimientos diagnósticos.
  • Otros.

¿Cuál es la diferencia entre atención e internación médica domiciliaria?

Las principales diferencias se enmarcan en el objetivo, el grado de tecnificación y el tiempo de seguimiento.

La atención domiciliaria se enfoca en la prevención de la hospitalización o prolongación de la misma, requiriendo menos equipos, profesionales y medicación.

En cuanto a la internación domiciliaria su objetivo es ayudar en la recuperación y rehabilitación de los pacientes de acuerdo con el diagnóstico expedido por su médico tratante, buscando una evolución positiva y asegurando el respeto por la dignidad humana.

¿Cuáles son los beneficios de la internación médica domiciliaria?

Los seres humanos somos seres sociales y convivimos mejor cuando estamos cerca de nuestros seres queridos. En este orden de ideas, los principales beneficios son:

  • Recuperación más rápida por encontrarse cerca de su familia.
  • Evita hospitalizaciones prolongadas en las instituciones de salud.
  • Permite una atención personalizada.
  • Disminuye costos asociados por traslados, hospitalización y otros.
  • Seguimiento ilimitado.
  • Mayor dedicación para el logro de la recuperación.

En el caso de los pacientes con enfermedades crónicas o en fase terminal, la atención domiciliaria favorece su estado emocional y espiritual, ya que al estar cerca a su familia, reciben la contención y el apoyo.

¿Quienes tienen acceso a esta prestación?

En general y dependiendo del diagnóstico médico, los pacientes con las siguientes situaciones podrían acceder a este servicio:

  • Enfermos de cáncer.
  • Enfermos en etapa terminal.
  • Enfermedades degenerativas.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Niños con enfermedades congénitas que requieren atención permanente que generan condiciones de discapacidad.

Cabe reiterar que cada obra social o prepaga define los criterios para otorgarla, pero nunca pasando por lo establecido en la ley. Es decir que la posible denegación del acceso a esta, debe ser lo suficientemente soportada, so pena de abocarse a una demanda de amparo.

 

 

¿Puede una obra social o prepaga negar la atención o internación domiciliaria?

Bajo la luz de la normas vigentes, si el médico tratante considera pertinente el acceso a esta prestación, estas entidades deben asegurar que el paciente pueda tener el servicio con las condiciones requeridas para su recuperación.

Se han conocido casos en los que estas empresas han optado por dar de alta a pacientes que requerían la continuidad de su tratamiento, bien sea en el centro de salud o en su casa, poniendo en riesgo su calidad de vida.

¿Qué hacer ante un caso de denegación de la atención o internación domiciliaria ordenada por médico tratante?

El proceso para defender este derecho es el mismo que se surte en casos de negligencia de prestaciones médicas contempladas en la ley.

Se debe realizar la petición a la entidad de salud, mediante documento escrito y firmado por el paciente o su acudiente. La obra social o prepaga deberá responder de acuerdo con los términos de la ley.

En caso que sea muy urgente o sea denegada nuevamente, deberá elevar la petición a la superintendencia de salud cumpliendo con los requisitos que exige para tal fin.

Dada que estos trámites pueden tomar mucho tiempo afectando la calidad de vida del paciente, el recurso de amparo se convierte en una opción rápida y efectiva. En este caso, se debe asesorar con un abogado especialista en derecho de salud para iniciar el trámite cuanto antes.

El caso de la mamá de Micaela.

A través del portal, El tiempo Argentino, conocimos el caso de negligencia del servicio de internación médica domiciliaria por parte de una empresa prepaga.

La señora era una paciente, quien debido a dos cuadros de accidente cerebro vascular (ACV), debía recibir asistencia para hacer sus necesidades, pues ya no podía hacerlo por sí misma.

Su pareja solicitaba la prestación a la prepaga OSDE a la cual estaban afiliados en el plan 410 y está negaba la petición aduciendo que no estaba incluida.

Ante esto, no les quedó más remedio que acceder a un recurso de amparo de salud para exigir su derecho a la salud y a la dignidad humana. Juicio que tardó 2 años en resolverse a su favor.

Como este caso, existen muchos en Argentina que terminan en los juzgados intentando restablecer un derecho ganado y que las obras sociales y prepagas se resisten a cumplir debido, según ellas, a los altos costos en lo que deben incurrir. Pero estos argumentos no son válidos para el sistema judicial en la mayoría de los casos.

Conclusión

Nuestro país ha ganado terreno en la protección de los derechos de los más débiles.

Las normas están hechas para ser cumplidas y ninguna entidad debería aprovecharse del desconocimiento que de la mismas tienen los pacientes.

Es por esto que desde Amparando Salud, lideramos un proceso de educación en derecho de salud para que millones de argentinos se enteren y puedan hacer frente a estos atropellos.

Si tienes una situación de estas o algún familiar, contacta con nosotros para orientarte.
HAZ CLIC AQUÍ.

En Amparando Salud, sabemos cómo hacerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *